Tel: 836-7635 - Whsapp: 6897-9440 [email protected]

Amazon introdujo su sistema Amazon One un año atrás por primera vez. Lo vimos operar en algunos supermercados de la marca donde permitía a los usuarios pagar identificándolos con la palma de la mano. El sistema ha evolucionado desde entonces y además de llegar a más supermercados, ahora se expande a otro tipo de establecimientos como estadios y salas públicas.


Utilizado para la venta de entradas, Amazon One ahora está disponible por primera vez en un estadio de Denver, Estados Unidos. Se espera que poco a poco llegue a más sitios públicos como este y permita a los asistentes de los eventos identificarse y pagar una entrada sin contacto.

Pagar la entrada del estadio sin contacto y en segundos

Sin duda en lugares así un Amazon One tiene aún más sentido que en un supermercado. Los estados y lugares similares a menudo tienen que acoger a una ingente cantidad de personas y de forma rápida para reducir las colas. Identificarse con la lectura de la palma de la mano en segundos y automáticamente pagar es desde luego mucho más rápido que si lo hace un humano mediante el método tradicional.

Screenshot 1

Todo ello, claro, teniendo en cuenta que los datos biométricos del usuario pasan a estar en el sistema de Amazon. La compañía insiste en que el servicio es seguro y los datos privados. Una vez la palma de la mano ha sido registrada e identificada con una cuenta de Amazon el proceso es rápido y efectivo siempre que se use el sistema Amazon One. Siempre vinculado a la cuenta de Amazon.

De momento si es un éxito o no este servicio es algo que no sabemos. La compañía lo está desplegando poco a poco por supermercados y ahora también estadios. Indican que ya se han inscrito «decenas de miles de personas en 60 ubicaciones» del país donde se utiliza Amazon One. Para los estadios en esta ocasión se ha asociado con AXS, un servicio estadounidense de venta de entradas, por lo que probablemente lo veamos pronto en muchos otros lugares.

Otro punto a favor de Amazon One es la ausencia total de contacto. El servicio escanea la palma de la mano a varios centímetros del escáner y no se requiere de ninguna persona cerca ya que todo está automatizado. En un mundo en plena pandemia, es una gran ventaja de Amazon One frente a los cajeros tradicionales con empleados e intercambio de efectivo.

Vía | Amazon