Tel: 836-7635 - Whsapp: 6897-9440 [email protected]

La erupción volcánica de La Palma ha copado todos los espacios informativos desde que se produjera hace, concretamente, 15 días. Fue el 19 de septiembre de 2021 cuando el volcán de Cumbre Vieja comenzó a expulsar lava de su interior, arrasando hasta el momento más de 400 hectáreas. 

El paso de la lava que ha salido del volcán de Cumbre Vieja ha dejado sepultadas más de 1.000 construcciones, la mayoría de ella viviendas, superando la colada principal los 1,2 kilómetros de ancho, todo ello, mientras sigue avanzando sin cesar. 

Entre otros datos, en el último día, el volcán ha emitido a la atmósfera unas 16.000 toneladas de dióxido de azufre (SO2), una cifra que, si comienza a descender a lo largo del proceso eruptivo, sería una señal de que la erupción se acerca a su final, tal y como comentan desde INVOLCAN.

También en cuanto a las emisiones, la columna de cenizas y gases ha alcanzado una altura de 4.500 metros y se prevé que el viento, de componente norte, lo que llevará el penacho hacia el sur y suroeste de La Palma, siendo esta la vertiente más afectada por la caída de ceniza.

Por otro lado, la fajana, es decir, la pequeña península que se está formando por las coladas de lava que salen del volcán, sigue transformándose y ya mide casi 33 hectáreas, según los últimos datos facilitados por los investigadores y las autoridades.