Tel: 836-7635 - Whsapp: 6897-9440 [email protected]

La bicicleta eléctrica está viviendo una explosión de ventas inimaginable hace unos pocos años. De hecho, el panorama ha cambiado tanto que ya se ha perdido el estigma de «moto camuflada» o «bicicleta para vagos». Sólo Portugal exporta bicicletas eléctricas por valor de 600 millones de euros.

No es de extrañar que una de las cadenas deportivas más famosas en Europa también quiera tener su propio hueco. Decathlon ha presentado su Magic Bike, un prototipo de bicicleta eléctrica que adelanta el producto que, presumiblemente, la firma francesa acabará por hacer llegar a sus tiendas.

De hecho, la firma B’twin de Decathlon tiene una gran fama entre los ciclistas. La oferta abarca una amplia gama de precios y suelen ofrecer muy buen resultado en la balanza entre calidad y coste. Con bicis de carretera, montaña (también electrificadas), de paseo y hasta plegables, sólo parece cuestión de tiempo que Decathlon reclame su parte del pastel en el mercado de bicicletas eléctricas para todos los públicos.

Hay que tener en cuenta que Decathlon se ha convertido desde hace tiempo en un termómetro de los intereses de los deportistas y especialista en convertir novedades en productos asequibles para el gran público. Para muestra, el teléfono móvil Quechua que pusieron a la venta en 2013. De hecho, Decathlon ya se vio superada en reservas de bicicletas de sus gamas bajas durante los meses más duros de la pandemia.

Magic Bike, el prototipo de bici eléctrica de Decathlon

Aprovechando el auge de las bicicletas eléctricas para el uso diario, Magic Bike adelanta un modelo muy urbano, de formas limpias y angulosas que recuerdan a las famosas Vamoof. Además, incorpora un soporte delantero y otro trasero a modo de bandeja para trasladar los accesorios o bolsas que necesitemos.

De momento, no hay características técnicas de la bicicleta. El primer adelanto de Decathlon apunta a que la autonomía se extenderá en tramos de 30, 60 o 90 kilómetros, en función del nivel de asistencia que exijamos al vehículo. De hecho, sus bicicletas eléctricas actuales ya ofrecen tres modos para circular: Sport, normal y eco. La batería, además, es extraíble.

Magic Bike

Con las imágenes que se han mostrado, es de esperar que el motor eléctrico esté integrado sobre el buje del pedalier y que este nos empuje hasta 25 km/h, el límite máximo permitido en España. Los frenos, de disco, son accionados por una sola maneta de freno, que reparte la deceleración entre ambas ruedas. Un sistema que ya ha probado OutBraker y que es muy útil para aquellos ciclistas con movilidad reducida.

Las fotografías también muestran una pantalla en el manillar (con luz integrada en el mismo), donde podemos esperar que se muestre toda la información relativa a la velocidad y la carga de la batería. Además, cuenta con detector de llave y del teléfono móvil, por lo que sería de esperar una aplicación propia. Con cualquiera de estos dos sistemas, la bicicleta se desbloquea automáticamente y, además, puede configurarse una alarma antirrobo.