Tel: 836-7635 - Whsapp: 6897-9440 [email protected]

Un equipo interdisciplinario de investigadores, restauradores y bioinformáticos de Italia y Austria han descubierto un mundo oculto de bacterias, hongos y ADN humano presentes en siete dibujos de Leonardo da Vinci.

La investigación, publicada esta semana en Frontiers in Microbiology, muestra otro nivel de complejidad en los dibijos del genio italiano que podrían ayudar a construir un «catálogo» de microbiomas para las obras de arte, ya que cada una de las piezas presentaba una colección de microbios lo suficientemente única.

En este caso, los microbiomas de los dibujos de Da Vinci tenían suficientes elementos clave en común que ayudaron a los investigadores a detectar falsificaciones, o incluso otros dibujos auténticos que se habían guardado en diferentes condiciones a lo largo de los siglos.

Para conocer de forma detallada los diferentes materiales biológicos que contenían estos siete dibujos, los investigadores utilizaron una nueva herramienta llamada Nanopore, un método de secuenciación genética que descompone y analiza rápidamente el material genético.

Según indican los autores del estudio en un comunicado, los resultados han mostrado «un sorprendente dominio de las bacterias sobre los hongos«, ya que «hasta ahora se pensaba que los hongos eran una comunidad dominante en el arte en papel y tendían a ser el foco principal del análisis microbiano debido a su potencial de biodeterioro».

Otra de las observaciones realizadas por los investigadores es «la presencia de mucho ADN humano«. Sin embargo, los autores del estudio han señalado que lo más probable es que en su mayor parte provenga de todas las personas que han manipulado estos dibujos a partir del siglo XV.

«En conjunto, los insectos, los restauradores y la localización geográfica parecen haber dejado un rastro invisible a la vista en los dibujos, si bien es difícil decir si alguno de estos contaminantes se originó en el momento en que Leonardo da Vinci estaba esbozando sus dibujos», han señalado.