Tel: 836-7635 - Whsapp: 6897-9440 [email protected]

En declaraciones recientes, Stuart Beattie, guionista de ‘Piratas del Caribe’ o ‘Collateral’ ha aclarado su participación en la serie ‘Obi-Wan Kenobi‘. En principio fue como guionista de una trilogía de películas de las que llegó a escribir la primera. En sucesivas entregas habría hablado de la aceptación de la mortalidad por parte del protagonista, hasta llevarnos a su muerte a manos de Darth Vader. Esos planes se frustraron, transformándose el proyecto en una serie, a casusa del fracaso de taquilla de ‘Han Solo‘.

El único descalabro de ‘Star Wars’. ‘Han Solo’ nació como un proyecto en el seno de LucasFilm cuando ‘Star Wars’ aún no había sido comprada por Disney en 2012. Cuando Lawrence Kasdan, guionista de ‘El Imperio contraataca’ y responsable del primer enfoque de esta precuela, fue asignado tras la venta a ‘El despertar de la Fuerza‘, el guión fue terminado por su hijo Jonathan. La película empezó a rodarse con Phil Lord y Christopher Miller como directores.

Eran tiempos en los que Disney apostaba por posibilidades de enfoques divergentes para sus franquicias, y por eso abrió el sello ‘A Star Wars Story’ para contar historias de orígenes o ajenas a las trilogías principales. También tendrían un sello más autoral. Así se produjo ‘Rogue One’ en 2016, dirigida por Gareth Edwards (‘Monsters’, ‘Godzilla’) y por eso ‘Han Solo’ fue adjudicada a Lord y Miller, creadores de franquicias como ‘La LEGO película’, ‘Infiltrados en clase ‘ o ‘Lluvia de albóndigas’, y por tanto, vinculados al fandom más desenfadado.

Los directores acabaron distanciándose de la película por desencuentros creativos con Disney (básicamente, querían explorar un estilo improvisado de interpretación para los actores, algo inaudito en una producción de franquicia como ésta) y fueron sustituidos por el mucho más convencional Ron Howard. La película no respondió en taquilla: 393 millones de dólares de recaudación frente a 300 de presupuesto, insuficientes para considerar el film algo más allá de un notable fracaso.

De película a serie. El cierre del sello ‘Una historia de Star Wars’ llevó a que acabaran estos proyectos laterales, entre los que estaba la trilogía de películas de Obi-Wan Kenobi de las que habla Beattie. No fue la única frenada de Disney con la franquicia. ‘Han Solo’, de hecho venía de sustituir a una película cancelada de ‘Una historia de Star Wars’ centrada en Boba Fett y dirigida por Josh Trank. Y el fracaso de ‘Han Solo’ condujo al cierre de otro spin-off, este sin título y del que no han translucido más detalles salvo que transcurría en Tatooine.

No se puede decir que Disney se haya caracterizado nunca por su atrevimiento con la franquicia, como demuestra la trilogía de Abrams, eminentemente conservadora en su acercamiento de fan devoto a los originales de Lucas, o el cierre del Universo Expandido antes de empezar con los nuevos films, para tenerlo todo atado y bien atado. Pero ‘Han Solo’ era, pese a su ritmo irregular, una simpática película de aventuras, desmitificadora y juguetona con el canon. Era refrescante y por eso, quizás, fracasó en taquilla.

Y por eso Disney ha encontrado con el formato serie para ‘Star Wars’ una nueva forma de asegurarse el éxito: más sencillas de producir y de estructurar bajo esquemas controlados, curiosamente es en ese ámbito donde se ha gestado la mejor producción de Disney para la franquicia, ‘The Mandalorian‘. Pero también la peor, ‘Obi-Wan Kenobi’, que abocada al fan-service y habiendo perdido su estructura de trilogía de películas, carece del sugestivo sentido del riesgo del proyecto original de Beattie.

Posiblemente no veremos más películas como ‘Han Solo’ o ‘Rogue One’ en la ‘Star Wars’ de Disney, y para comprobarlo no habrá más que comparar esta última con su spin-off en Disney+, ‘Andor‘, donde muy posiblemente se limarán todas las asperezas de la estupenda película de Gareth Edwards. ¿Hay espacio para un creadores con identidad propia en ‘Star Wars’? Habrá que esperar a ver si consiguen domar a Taika Waititi.